Cuando el restaurante que buscas por internet y reservas, te busca a ti de vuelta.

La semana pasada me llamó la atención un articulo que encontré en Arstechnica y pienso que en este blog que quiere reunir restaurantes donde pasar una buena velada y que no es ajeno a internet y la tecnología que nos rodea, es un buen lugar para exponer la noticia que os traigo hoy.

El protagonista de esta historia, no es otro que el “Eleven Madison Park“ restaurante en la ciudad de Nueva York que cuenta con 3 estrellas Michelin. A día de hoy, considerado uno de los TOP restaurantes del mundo. Concretamente según la lista «The World’s 50 Best Restaurants» lo sitúan este año en el número 5.

Chef_on_Computer

Con la buena intención de mejorar aún más el servicio que ofrecen y utilizando la red como herramienta de trabajo, intentan conocer al cliente antes que llegue a la cena. Intentan averiguar de donde es, cual son sus gustos, sus alergias o incluso averiguar el motivo de la celebración de tal cena. (recordemos que no es un restaurante dónde los mortales suelan ir a cenar cada noche y en cualquier caso tampoco irías porque estamos hablando de una cena homenaje de 29 platos).

Hoy en día, los datos están ahi, esperando a ser explotados (el famoso Big Data) y sólo es cuestión de hacer las búsquedas y preguntas adecuadas. Se junta además que hay mucha gente que todavía no es del todo consciente de toda la información que publica en internet, como muestra tenemos estos ejemplos:

Cyber Stalker Prank
https://www.youtube.com/watch?v=N4yLapOlPNg

o estos dos anuncios de la federación de entidades financieras de Bélgica “Febelfin“ para concienciarnos de la cantidad de información que publicamos y que otros pueden utilizar para hacer mal uso de ella.

See how easily freaks can take over your life
https://www.youtube.com/watch?v=Rn4Rupla11M

Amazing mind reader reveals his ‘gift’
https://www.youtube.com/watch?v=F7pYHN9iC9I

En cualquier caso seamos o no conscientes de la cantidad de datos sobre nosotros que pululan por internet, los datos están ahi y cada día se utilizan con mayor frecuencia para obtener una ventaja competitiva.

Pero… ¿Dónde esta la linea roja? ¿Queremos que el restaurante nos conozca? ¿es necesario? ¿no perderá parte de su gracia? Quiero decir, yo quiero ir al restaurante X, por la comida que preparan, por el lugar agradable, por su ambiente, o normalmente por una mezcla de todos estos elementos. Si, hay ciertos lugares que tanto frecuentas que acabas teniendo un trato especial, o conocen tus gustos, tus costumbres y por tanto nada más llegar, ya te sirven tu cerveza favorita, el café como lo sueles tomar, etc.. esta relación es natural porque se ha construido con el tiempo. Pero si voy a un restaurante espectacular, ¿espero que estos conozcan que voy a celebrar mi cumpleaños?. ¿que adapten parte de su esencia a mis gustos? ¿que me llamen por mi nombre de pila? o que sin que les diga nada, conozcan que soy alérgico a X sustancia. ¿Qué opináis vosotros? ¿es parte de la revolución que vivimos? ¿soy demasiado conservador? Yo la verdad, coincido con la autora del articulo @caseyjohnston y en este caso no me agradaría nada que el personal del restaurante al que no conozco, cree que me conoce. Ese ámbito lo dejo para mi esfera personal, para mis amigos, mi familia, etc.

Saludos,
Leonardo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: